Historia en negativos

Los primeros pasos del 'Estado fallido'

        

El pasado año Somalia logró llevar a cabo el proceso más democrático que había vivido el país en los últimos 47 años con la celebración de elecciones que dio la victoria a Mohamed Adbullahi Farmaajo. Este proceso, junto a la redacción de una constitución en el año 2012, ha supuesto un logro para la transición de un país que contaba con la etiqueta de ´Estado fallido´.

En el año 1960 nace la República de Somalia, un territorio unificado que alberga en su historia 5 subdivisiones controladas por Francia, Italia, Etiopía y Reino Unido.

Tras iniciar una revolución que logró derrocar al provisional presidente, Siad Barre tomó la presidencia; mandato de carácter socialista y dictatorial que llegó a su fin en 1991 al ser capturado por milicias rebeldes reprimidas por el gobierno dadas sus intenciones independentistas.

Con su derrocamiento se inició una contra-revolución a favor de restablecer al presidente en el poder, situación que se vio agravada por el surgimiento de grupos étnicos que trataron de tomar el mando en diferentes regiones del país. Esta grave crisis humanitaria condujo al presidente de los Estados Unidos George Bush a iniciar una intervención militar (“Restore Hope”).

Por otra parte, las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU llevaron a la creación de UNOSOM, misión cuyo objetivo era lograr ayuda humanitaria y colaboración, que solventara el caos en Somalia tras la disolución del gobierno central.

A raíz de esta situación un millar de somalíes abandonaron su país con destino a Etiopía y Kenia fundamentalmente, ambos países incapacitados económicamente para recibir refugiados y afectados por una fuerte sequía. Además de esto, gran parte de la ayuda humanitaria fue expropiada en beneficio exclusivo de un grupo de combatientes o vendida en el mercado negro.

Se desarrollaron varias batallas en Mogadiscio entre milicias y pistoleros locales y las tropas del cuerpo de paz, que obligaron a la retirada de las Naciones Unidas tras haber sufrido una importante cantidad de bajas.

Las dos imágenes presentadas corresponden al desarrollo de este conflicto. La primera de ellas fue tomada en 1993, año en el que el fotoperiodista Paul Watson se encontraba en Mogadiscio cuando se enteró de que un helicóptero americano había sido derribado y que la multitud se estaba ensañando con el cuerpo de un soldado estadounidense, arrastrándolo por las calles de la ciudad. Los guerrilleros somalíes consideraban la intervención internacional una auténtica invasión.

Sin importarle el riesgo que suponía para su vida, decidió camuflarse entre el gentío y documentar lo que estaba ocurriendo. La fotografía que tomó logró la Robert Capa Gold Medal, además de un Pulitzer, pero le supusieron años de tormento interior. “Tuve que decidir en un instante si robar o no a un hombre difunto su último retazo de dignidad. El momento en que tomé la decisión, en la vorágine de polvo y sudor, de odio y miedo, sigue atrapado en mi mente, negándome la paz”.

Sus imágenes causaron una gran impresión en la opinión pública internacional e iniciaron el proceso que puso punto final a la intervención para el mantenimiento de la paz, primero de Estados Unidos y más tarde del resto de países occidentales.

La segunda fotografía data de 1992 y su autor es James Nachtwey. En ella se muestra a una madre que lleva en brazos el cuerpo de su hijo envuelto en una sábana, camino de la sepultura. La fuerte sequía, unida a las consecuencias de la guerra civil, causó una terrible hambruna en la que perdieron la vida casi dos millones de personas. La imágenes de Nachtwey, obtenidas en los centros alimentarios y de auxilio, dieron testimonio al mundo de la tragedia. “Solo hay una razón para ir a un lugar donde se sufre hambruna con una cámara de fotos: ayudar a la gente. Resulta necesario no perder nunca de vista este principio, porque el sufrimiento es my intenso. Mirar a una persona que está muriendo de hambre y a continuación alzar la cámara para intentar sacarle una fotografía es desgarrador”.

Somalia quedó dividida en varias regiones claramente diferenciadas, todas ellas afectadas por un conflicto que consiguió dar sus primeros pasos hacia la paz con el 'Acuerdo del Cairo' firmado por todas las facciones exceptuando una en 1997 que obligaba a crear un gobierno de `unión nacional´ que sería rechazado por algunos señores de la guerra.

Continuaron las conversaciones de paz y las negociaciones, que culminaron en la creación en 2004 del Gobierno Nacional de Transición, firmando además un acuerdo con el resto de facciones somalís y creando objetivos como la celebración de unas elecciones y la redacción de una nueva constitución; noticias que fueron celebradas por el sector internacional.


Contenido adicional:

“Somalia, una guerra civil interminable” http://www.rtve.es/noticias/20080421/somalia-guerra-civil-interminable/33190.shtml

Informe de Amnistía Internacional https://www.amnesty.org/es/countries/africa/somalia/report-somalia/


Bibliografía:

The Gold Medals. Los grandes premios internacionales de fotoperiodismo (Lunwerg, 2015).

Valdehíta, C. (2017, Febrero 8).  Somalia celebra las elecciones más democráticas en 47 años. El País. Recuperado de: http://www.elmundo.es/internacional/2017/02/08/589b66ffca4741ab3c8b4600.html

El conflicto de Somalia (s.f.). Observatori Solidaritat. Recuperado de: http://www.solidaritat.ub.edu/observatori/esp/dossiers/somalia/somalia.htm

Calatayud, J.M. (2011, Agosto 14). La guerra eterna de Somalia. El País. Recuperado de: https://elpais.com/diario/2011/08/14/internacional/1313272801_850215.html


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: